La historia de un esfuerzo conjunto
En el año 1957, un grupo de agricultores de Fuenteálamo (Albacete) se asocian en cooperativa formando la Cooperativa del Campo “San Dionisio”, patrón de Fuenteálamo. Iniciando la andadura hasta la actualidad de lo que es hoy en día Bodegas San Dionisio Sociedad Cooperativa.
Los socios compaginaron su trabajo de agricultor con el de emprendedor; con valores que otras empresas buscan en la actualidad y que dichos agricultores supieron conservar, como es la obtención de cosechas de calidad con los medios agrarios de la época, consiguiendo con ello un producto 100% natural, ecológico y de calidad.  Cada fruto proviene del mimo de la tierra, la vid, la meteorología y la mano del hombre, estableciéndose un vínculo como principal medio de vida y generando riqueza en cada socio agricultor.
Las excepcionales condiciones de nuestra climatología  y suelo dan lugar a una producción escasa con maduración lenta, obteniendo unos vinos de gran complejidad y fuerte personalidad.
Vino, tradición de siglos
Durante generaciones Bodegas San Dionisio ha transformado el fruto de la tierra para transmitir su esencia al consumidor final; conservando todavía vides de variedades autóctonas como las uvas de monastrell de pie francocon edad de más de 40 años, e innovando con nuevas variedades como Syrah, Petit Verdot, Verdejo, etc.; elaborando caldos de forma tradicional y artesanal, elaborados en barricas de roble lugar a crianzas de gran calidad, pero sin renunciar a los últimos avances tecnológicos que están a disposición de la industria vinícola como equipos para fermentación controlada, extracción de polifenoles, etc, así tradición e innovación,y estableciendo estrictos controles sobre la calidad.

Reconocidos
Fruto de la trayectoria es el reconocimiento por parte de clientes y consumidores de cada uno de nuestros productos, siendo esto primordial para nosotros, pero también viéndose reflejado en la cantidad de premios obtenidos en los últimos años a nivel nacional e internacional. Estando presente en ferias nacionales e internacionales con el objetivo difundir nuestros productos en todo el mundo.

Un aceite de primera
Las condiciones climáticas y el terreno de la zona son ideales para el cultivo del olivo, haciendo posible que Bodegas San Dionisio conviertiese desde 1.999 en un productor de aceites tipo virgen y extra virgen de excelente calidad.

Mimando paladares
Cuando cualquiera de nuestros productos llegue a su paladar será testigo de la frescura y el sabor a fruta de nuestros rosados y blancos, comprobará la voluptuosidad de nuestros tintos y crianzas de matices muy variados, y saboreará nuestro aceite con una impecable intensidad de aromas afrutados; pero sobre todo gozará de la tradición, esfuerzo, amor por lo natural y muchos valores que componen un producto realizado con la experiencia de décadas y la gran profesionalidad de casi 800 socios y empleados que conforman todo un valor empresarial como es Bodegas San Dionisio Sociedad Cooperativa.

Galería de imágenes: